La investigación muestra que los niños se benefician al pasar más tiempo al aire libre.

Agregar un aula al aire libre a tus instalaciones conecta a los niños con la naturaleza en un entorno de aprendizaje interactivo y práctico.

Aprender al aire libre: recomendaciones y actividades pedagógicas | Ladera  Sur

Ya sea que estés trabajando con un gran espacio como un campo abierto o algo más pequeño como un patio trasero, las aulas al aire libre ofrecen una serie de nuevas formas para que los educadores y los estudiantes exploren conceptos como el trabajo en equipo y el aprendizaje cooperativo, la nutrición y el estado físico, el juego dramático, y mucho más.

Incluir arte en tu espacio de aprendizaje al aire libre estimula la creatividad del estudiante.

Usar pizarras o paneles de pintura para alentar a los grupos de estudiantes a crear murales o guiones gráficos juntos. El recoger objetos naturales como flores u hojas para hacer un collage son algunas de las actividades que puedes incluir en tu aula.

Las herramientas y los juguetes que fomentan la música y el movimiento brindan a los estudiantes oportunidades creativas, así como un buen estado físico.

Pueden experimentar ritmo y tono con instrumentos musicales al aire libre como xilófonos, tambores o campanas. Use un panel de galería para configurar escenas para una obra de teatro o un espectáculo de marionetas.

Al llevar la lectura y el lenguaje al exterior, se alienta a los principiantes a participar en la discusión, estimulando tu desarrollo emocional.

Elige una novela y haz que los estudiantes se turnen para leer en voz alta afuera a la sombra.

Cómo convertir un espacio al aire libre en un sitio funcional? | Directorio  de Bienes Raíces

Use canales de conversación para practicar un nuevo vocabulario, sostener un concurso de ortografía o jugar juegos telefónicos.

Un panel de lenguaje de señas al aire libre es perfecto para ayudar a los estudiantes a practicar el alfabeto.

Una estación de habilidades sensoriales y motoras en tu aula al aire libre ofrece a los estudiantes la oportunidad de experimentar una sensación de logro y dominio sobre su entorno a medida que experimentan con objetos naturales, manipuladores o equilibrio.

Las tablas de arena y agua permiten a los alumnos principiantes abordar las ciencias básicas y las matemáticas a medida que exploran el volumen, la viscosidad, la masa u otras formas de medición.

Las barras de equilibrio o playpods fomentan tanto el trabajo en equipo como la forma física.

La experiencia práctica con materias STEM al aire libre a menudo resulta en una mayor tasa de retención en los niños y un aula al aire libre es el lugar perfecto para actividades relacionadas con la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.

Educación STEM - Wikipedia, la enciclopedia libre

Usa una cama de jardín para cultivar vegetales o flores, crea hábitats de animales o insectos, realiza demostraciones de energía renovable, instala un vaso de compost u observa y controla el clima con un panel climático o pluviómetro.

Elige muebles resistentes, confiables y resistentes a la intemperie para complementar tu aula al aire libre y resistir los elementos.

Los mesabancos y asientos juntos con las mesas espaciosas brindan a los niños mucho espacio para trabajar en manualidades o proyectos.

Una gran caja de almacenamiento mantendrá seguros los elementos esenciales del aula al aire libre durante la noche.