4 tips de vuelos baratos para viajar largas distancias

¿En tus próximas vacaciones deseas cruzar tus fronteras?

Bueno, la mejor forma de hacerlo es volando, sin embargo y si no sabes buscar un buen vuelo, éste único paso puede prácticamente desangrarte.

Y para que esto no te pase, te comparto estos 4 tips de vuelos baratos para viajar largas distancias:

1) Reserva vuelos de larga distancia tu mismo

Si vuelas a algún lugar que implique un transbordo, digamos Canadá a Australia, generalmente involucra ir a Canadá vía los Los Ángeles, luego a Los Ángeles con Australia, considera que puede ser más económico reservar estos dos vuelos por separado agregando otro destino a tu viaje.

No hace falta decir que al hacer esto deberás reservar con escalas más amplias.

Repito: no reserves escalas que estén separadas por horas! Este enfoque es para aquellos que desean crear un destino adicional de unos pocos días o más, antes de tomar el próximo vuelo.

En primer lugar, investiga: ¿hay aerolíneas económicas exclusivas del país desde el que vuela y hacia dónde se dirige?

Reservar con una aerolínea australiana de bajo presupuesto de Sydney a Honolulu, luego una estadounidense de Honolulu a Montreal podría ahorrarte más de $400 usd cada viaje si vas de Australia a Canadá, al menos eso nos ocurrió a mi esposo y mí el año pasado.

Esto nos permitió crear una escala económica de cinco días en Hawai en nuestro camino de regreso, ¡que fue menos agotador y mucho más barato!

Incluso puedes reservar tus propias escalas de varios días, lo que te permite ver esencialmente 2 destinos por el precio de 1.

En lugar de pasar un día sentado en el aeropuerto, puedes pasar varios días explorando la ciudad en la que estás descansando.

2) Visita a un agente de viajes

Los agentes de viajes tienen tasas especiales de descuento que no son accesibles al público, aunque esto no siempre garantiza que puedan ofrecer el mejor precio.

Es aconsejable hacer tu propia investigación primero, encontrar el vuelo más barato y presentarles esa información para ver si pueden igualarla o superarla.

Esto sería especialmente beneficioso para vuelos de larga distancia, donde incluso pequeños ahorros podrían equivaler a unos pocos cientos de dólares.

También pueden ayudarte a extender tus escalas para que puedas disfrutar de unos pocos días en una ciudad diferente, en lugar de simplemente sentarte en el aeropuerto.

3) No te olvides de las aerolíneas locales

Si bien los motores de búsqueda son geniales, no siempre incluyen pequeñas aerolíneas, especialmente en rutas menos populares y/o en regiones remotas.

Si estás volando en algún lugar poco popular, busca en Google y pregunta si existe una aerolínea local.

Visitando en una ocasión Sudamérica aprendimos que el LADE Air en Argentina (pilotado por pilotos militares) tiene vuelos locos a la Patagonia, que por supuesto no están listados en los buscadores en línea.

Cuando encuentras pequeñas aerolíneas, incluso si figuran en los resultados de un motor de búsqueda, a menudo vale la pena comprobar el sitio de la compañía que puede revelar ofertas exclusivas en líneas que no se encuentran en un motor de búsqueda normal.

Por ejemplo, cuando volaba en el oeste de Canadá, descubrí que Hawk Air, una pequeña empresa local, ofrece ofertas semanales en ciertos días. ¡Asegúrate de verificarlo dos veces por lo que sería una idea fantástica!

4) Comprueba si es más barato pagar en otras monedas

Antes de reservar un vuelo, considera si la tarifa es más económica si se paga en otra moneda.

A menudo, las aerolíneas de bajo costo te harán pagar en la moneda del país de donde salgas, pero este no es siempre el caso.

Una nota importante al hacer esto es: asegúrate de estar utilizando una tarjeta de crédito que no tenga tasas de transacciones extranjeras, de lo contrario, perderás tus intentos de ahorrar dinero al hacerlo.