Canelo Álvarez

Hace un par de fines de semana, después de haber trasladado un router para madera a la fábrica, fui a mi casa para preparar el evento que tuve en la noche cuyo motivo era la pelea de Saúl el Canelo Álvarez contra triple G, una pelea que había estado esperando desde hacia ya tiempo, una pelea que además cumplió todas mis expectativas e incluso las supero.

La razón por la cual había estado esperando esta pelea con tantas ganas, además de por el especulo que prometía, se debe a que yo siempre he creído en Canelo ya que no hace mucho algunas personas lo criticaban de manera fuerte y decían que era un producto inflado y exagerado por Televisa.  Estas acusaciones  se deben a que anteriormente y a lo largo de su trayectoria como peleador, los dirigentes de Canelo como Oscar de la Hoya – ex boxeador y deño de Golden Boy Productions- escogían lo que se consideraba como rivales fáciles y que no competían en el boxeo. Rivales que Canelo despachaba uno a otro sin mayor problema.

Sin embargo, los pasados 4 años han sido claves para Canelo, ya que en estos ha peleado contra los mejores de los mejores como es el caso de Floyd Money Mayweather y Gabriel Coto, peleas que han hecho del peleador mexicano un excelente boxeador, uno que estoy seguro que entrara al salón de la fama de los grandes guerreros mexicanos como Julio Cesar Chávez y otros mas.

Antes de esta pelea, Canelo se había enfrentado  a Julio Cesar Chávez Jr. Durante esta pelea, Álvarez demostró ser un verdadero campeón cumpliendo en tiempo y forma con sus obligaciones como peleador a diferencia de su contrincante quien se dedica a la buena vida, al placer y le da al boxeo mexicano un mal nombre, además de por supuesto manchar el nombre de su padre quien ha sido simplemente el mas grande en la historia del boxeo mexicano y de los mas grandes en el boxeo mundial. En esta pelea, Canelo tuvo una abrumadora victoria e hizo a Chávez hijo ver su realidad boxística.

El oponente al que enfrento Canelo, es un peleador con 37 peleas – todas ganadas – y 33 de ellas fueron conquistadas por la vía del cloroformo noqueando a sus rivales y dejándoles como sacos de patatas.

Por alguna extraña razón, el peleador de Kazajstán,  no es extremadamente famoso pese a su increíble record, siendo este un gran misterio para muchos aficionados del boxeo.

Triple G  es un peleador que no habla mucho  con palabras, no obstante cuando sube al cuadrilátero muestra las palabras que no dice derrotando literalmente a todo que se le ponga en frente debido al poder de su abrumadora pegada que algunos declaran ser como un impacto de bat en la cabeza.

Pese a la grandeza de su oponente, Canelo demostró ser el más grande de libra por libra en estos momentos.