Cómo encontrar un prestamista de confianza en Internet

Encontrar un préstamo en línea es un proceso rápido y conveniente. Pero puede plantearte preguntas sobre la legitimidad de un sitio web.

¿Cómo sabes que no sólo recibirás el préstamo, sino que tu información personal y financiera seguirá siendo privada? Algunos trucos simples del comercio son todo lo que necesitas saber para garantizar un proceso seguro desde el principio hasta el final.

Aquí unos pasos sencillos de seguir y verificar:

a) Elegir a un prestamista en un sitio web seguro

En primer lugar, revisa para asegurarte de que el sitio web del prestamista es seguro. De lo contrario, resulta fácil para los hackers interceptar información privada que ingreses, como números de tarjetas de crédito.

El inicio de la dirección web comienza con “https” en lugar de simplemente “http”. La “s” agregada significa que el sitio contiene una capa adicional de cifrado para proteger tu información.

También asegúrate de iniciar sesión en Internet mediante una conexión protegida por contraseña en lugar de una conexión pública, como en una cafetería, para proteger tu información de los piratas informáticos.

b) Verificar el número de licencia del prestamista

La mayoría de los prestamistas están regulados por agencias bancarias estatales y/o nacionales y deben mantener una licencia válida, de acuerdo con las leyes de tu país. Busca en el sitio web para encontrar el número de licencia de la empresa sobre su estado.

A menudo puedes encontrar esta información en las páginas de “ubicación” o “sobre nosotros”. También puedes llamar al servicio de atención al cliente si tienes problemas para encontrarlo en el sitio web.

Sólo recuerda que hay buenos prestamistas que no se encuentran regulados.

c) Analizar la edad del sitio web

La mayoría de los principales prestamistas en línea han estado en el negocio durante varios años.

Si el sitio web es menor de dos años, es menos probable que sea un prestamista legítimo. Busca la edad del dominio usando un sitio web como “Who is”, que te dirá cuánto tiempo ha estado funcionando dicho sitio web.

Se necesita mucho tiempo para construir un sitio web de préstamos legítimo, por lo que si tu prestamista tiene al menos cinco años de edad, generalmente puede contar con que sean confiables.

d) Buscar en Google el nombre de la empresa

Hay casi siempre revisiones en línea para casi todos los prestamistas. Si no, tal vez deberías elegir otro.

e) Ser muy cuidadoso

See muy cuidadoso con los agentes. Siempre confía en tu instinto cuando selecciones un prestamista y nunca dudes en llamar y hablar con alguien por teléfono.

Si el representante de servicio al cliente puede responder fácilmente a tus preguntas, es más probable el tratar con un prestamista con el que puedas confiar.

Para facilitarte esta tarea en prestamosycreditos.mx hemos hecho esta importante tarea por y para tí, mostrándote un listado de prestamistas en línea que ofrecen desde préstamos express hasta préstamos personales y en quienes puedes confiar que todo el proceso es legal.

Solo visítanos y cerciórate tu mismo.