Cuida tu corazón en pareja

Hace unos meses fui a realizarme un chequeo médico y un ecocardiograma, el doctor se sorprendió al ver lo deteriorado que estaba mi corazón a mi corta edad, por lo que me recomendó empezar a crear un estilo de vida más sano. Me dio algunas recomendaciones, las cuales son las mismas que puedes encontrar en diversas páginas de internet, pero yo sabía que no podía cumplirlas todas. Al regresar a casa mi prometida me estaba esperando, enseguida le conté lo que me había dicho el médico, ocultando lo más grave, como era el hecho de que podía sufrir un infarto a mediano plazo. Pero ella tiene el súper poder de leer todas y cada una de mis expresiones y vio que algo andaba muy mal, así que me dijo que ella empezaría también a cambiar su estilo de vida y que juntos lograríamos tener una vida plena, saludable y larga. Es por eso que después de tres meses de apoyarnos mutuamente les contaré lo que hemos hecho.

Lo primero que hicimos fue quitarnos los vicios que el doctor señaló que eran los que más daño nos hacían. El que sabía que me iba a costar más trabajo era el dejar de fumar, pero mi pareja me recomendó que empezará poco a poco, dejándolo de hacer en la casa o cuando estuviera con ella o con la familia. Pero un día me cansé de poder disfrutar el cigarro en ciertos lugares y en otros no, así que decidí cortarlo de tajo. Ella siempre estuvo a mi lado para apoyarme cuando estaba de malas por culpa de la abstinencia, pero logré dejarlo, ya tengo mes y medio sin fumar. También dejamos el café y lo cambiamos por té, pues el médico me dijo que la cafeína es una sustancia que puede afectar demasiado al corazón, sobre todo por su consumo diario. El único vicio que dejamos fue el alcohol, el cual consumíamos en fiestas o reuniones moderadamente.

Lo siguiente fue que debíamos evitar el estrés y la ansiedad. También lo vi complicado, al igual que mi pareja, ya que en nuestros trabajos teníamos muchas actividades y responsabilidades sobre nuestros hombros. Cuando nos inscribimos a un gimnasio como parte de nuestra nueva vida saludable, conocimos a un hombre que nos enseñó algunas técnicas de relajación, como escuchar música con sonidos de naturaleza por las noches, ir a un lugar especial en nuestra mente cuando nos sintamos estresados, aprendimos a respirar mejor, etc. Poco a poco hemos ido controlando nuestra ira, estrés y ansiedad. Además teníamos que empezar a dormir nuestras respectivas siete u ocho horas diarias. Ha sido difícil cumplirlo diariamente, pero mínimo ya dormimos seis horas, cuando antes eran menos. Quizá dejamos de hacer algunas cosas que disfrutábamos en las noches (no piensen mal) como ver películas, leer, etc.

Finalmente juntos hemos establecido una dieta alimenticia que está llena de frutas, verduras y pescado. No quitamos nada de alimentos, simplemente disminuimos las cantidades de carne de puerco, lácteos, grasas, aceites, entre otros que podrían aumentar nuestro colesterol y tapar las arterias. Hoy los resultados los hemos visto en nuestro cuerpo, tanto externa como internamente, muchos lo han notado y nos piden consejos de cómo hacerlo. Lo único que puedo decirles es que deben tener mucha fuerza de voluntad.