Divertidos hot cakes para tus hijos

Uno de los alimentos preferidos de los pequeños del hogar son los hot cakes, los cuales les gusta llenar de mermelada, miel, cajeta, nutella u otros productos. Por eso hoy quiero compartirles algunas formas divertidas en las que pueden presentar este delicioso desayuno, el cual acompañaremos con fruta, para que por lo menos coman algo nutritivo y no sólo se llenen de mesa y azúcares. Espero les sirvan tanto como a mí, es muy sencillo y no deben gastar mucho. Sin más por el momento, comencemos.

¿Recuerdas el cuento de los Ricitos de oro y los tres osos que le contabas o les cuentas a tus hijos por las noches? Pues hoy vamos a utilizar a uno de estos animalitos para hacer los hot cakes. Lo que vas a necesitar es la preparación para crearlos, un plátano, un racimo de uvas pequeño, también pueden ser sueltas; y nutella o chocolate líquido, te recomiendo este último por su envase, en unas cuantas líneas sabrás por qué. Lo primero que debes hacer es hacer un hot cake de tamaño normal, que quede pachón y blanquito, después harás otros dos más pequeños, que serán las orejas del osito, así que mide tus proporciones. Los dos más pequeño los pondrás debajo del más grande, formando la cara del animalito. Para su nariz corta una rodaja de plátano y ponla poquito debajo del centro, después usa el chocolate líquido para hacer la nariz, la cual será un puntito y dos líneas curvas saliendo. Sus ojos también serán de chocolate, pueden ser dos puntos o dos curvas, como si estuviera feliz. Coloca las uvas en una esquina del plato para que se vea chulo de bonito y listo.

Ahora vamos a hacer un perrito chihuahueño. Lo que necesitarás es nuevamente la mezcla de harina para hacer hot cakes, fresas, moras azules y zarzamoras rojas. Es muy sencillo y la figura le encantará a tus pequeños. Lo primero que tienes que hacer es cortar dos fresas a la mitad, tres de esas mitades son las que vamos a utilizar. Ya que las tengas cortadas, separa tres moras y dos zarzamoras. Ahora sí hay que hacer los hot cakes. Haz uno de tamaño grande para la cabeza, puese hacer otro, el cual utilizaremos algunos pedazos para hacer unos bracitos. Ya que hiciste el hot cake ponlo en el plato, coloca las moras muy cerca de la parte inferior como si fueran sus ojos y nariz. Utiliza dos mitades de fresas para que sean sus orejas, así que acuérdate de separarlas bien y que la parte de donde se cortó quede hacia arriba. La otra mitad de fresa que queda será el cuerpo y las dos zarzamoras serán sus patitas inferiores. Del hot cake que te sobra, corta dos pedacitos para que sean unos bracitos alargados. ¡Casi lo olvido! De la mitad de fresa que te sobra cortarás un cacho pequeño y lo pondrás como cola. ¡Listo! Sorprende a tus hijos con un desayuno delicioso, divertido y un poco nutritivo. Recuerda no exagerar con las azúcares para que crezcan sanos.