Si lo que te gusta es ver carros a alta velocidad, no dejes pasar la adrenalina en las venas